Las épocas de multiplicación

 

Por regla general, el mejor momento para iniciar la multiplicación de las plantas es cuando están en pleno crecimiento. Es decir, cuando la savia está en plena ebullición y se mueve por toda la planta. La primavera es la estación por excelencia en que se produce este fenómeno. Es el período en que los semilleros disfrutan de largos días de temperaturas suaves para desarrollarse. Son jornadas activas para esquejes y acodos, que echan raíces más rápidamente, y es tiempo de preparación de fragmentos divididos, que aprovecharán el verano para poder consolidarse.

La excepción la protagonizan los esquejes más delicados que echarán raíces en febrero, con  los últimos días de calefacción del radiador.  Eso sí, cubiertos por una superficie transparente para evitar la deshidratación. Sin embargo, las plantas residentes y las de fácil multiplicación por esquejes y por divisiones de matas o retoños pueden reproducirse en cualquier momento del año pero con buena luminosidad y clima cálido.

 

esquejes

Valora el artículo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4,50 out of 5)
Loading ... Loading ...

Deja un comentario